Hay un proverbio africano que dice: “Para criar a un niño, hace falta una tribu entera.”
El siguiente añade: “Para criar a un niño, hace falta una buena tribu.”